¿YA PROBASTE LA BARBACOA?

Si visitas el Valle del Mezquital acércate al Mercado Morelos, inaugurado en Mayo de 1969 por el entonces presidente de México Gustavo Díaz Ordaz y que reemplazó el antiguo mercado que se ubicaba en el jardín principal.

Probar la barbacoa, es una de las exquisitas experiencias culinarias que puedes encontrar, a continuación te compartimos el modo de preparación de este rico platillo  que se ha preparado con métodos de la cocina prehispánica que consisten en envolver perfectamente la carne (antes se usaba la carne de animales endémicos como el venado, el guajolote, el conejo, el armadillo, el tlacuache, entre otros), en pencas de maguey que previamente eran asadas y enterradas en la tierra para finalmente ponerlas al fuego. No fue sino hasta la Colonia, cuando los españoles introdujeron el borrego en América, que nace la barbacoa tal y como la conocemos hoy en día.

Actualmente el proceso de elaboración comienza desde que se elige el borrego, generalmente debe tener uno o dos años de vida y un peso aproximado de 40 kg. La forma que comúnmente se utiliza para preparar dicho platillo consta de excavar un hoyo en la tierra que será utilizado como horno el cual puede medir un metro de profundidad y medio metro de ancho, hasta abajo se colocan pedazos de leña y arriba de esta piedras de tezontle para que eviten que la leña tenga contacto directo con el envoltorio durante la cocción.

Una vez preparado el horno se procederá a cortar el borrego en diferentes piezas tradicionales como la espaldilla, el espinazo, la pierna, entre otros, y a sazonarlo con sal, pimienta y manteca. Toda la carne se envolverá en pencas de maguey previamente lavadas y cortadas, mismas que le confieren un sabor muy especial. Se deberá colocar un cazo grande bajo la carne, al que se le agrega verduras, cebolla, chiles, garbanzos especias y arroz. Esta olla será la encargada de recibir todos los jugos que vayan cayendo de la carne del borrego y que resultarán en un rico y delicioso consomé. Finalmente se cubre el horno con una generosa capa de tierra para evitar que el calor y el vapor se escapen y se deja cocinar al fuego por aproximadamente 10 horas.

Pasado este tiempo se retira con mucho cuidado todo lo colocado encima del horno, se extrae el envoltorio con la carne, así como el consomé del fondo. Este último se sirve con cilantro, cebolla y limón al gusto y ahora sí, la barbacoa se encuentra ya lista para ser degustada con unas tortillas de maíz azul hechas a mano y dicen que si se degusta recién salida del hoyo sabe más sabrosa. Debido al proceso de cocción la carne queda tan jugosa que prácticamente se deshace en la boca. Lo mejor es acompañar este platillo con una rica salsa borracha o las típicas salsas que hay en los establecimientos de barbacoa y un delicioso pulque natural o curado, un jugo natural de naranja o el refresco de su elección.

Obviamente este delicioso platillo no solo es exclusivo del Estado de Hidalgo, hay otros municipios que lo preparan, mira este video de un Youtuber que prueba exquisito manjar en el Estado de México.

¿YA PROBASTE LA BARBACOA?

| gastronomia | 0 Comments
About The Author
-

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>